¿Puede la CNEPR censurar videos en youtube?

El presidente de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía (CNEPR), el locutor Joseph Báez, inicia su gestión informando que una de sus primeras gestiones será ordenar la eliminación de todo material que tenga contenido vulgar, en contra de la moral y que sea difamatorio. Informa que para esto realiza acercamientos con la Procuraduría General de la Republica, con la Asociación Dominicana de Radiodifusoras (ADORA), con Indotel, así como con la Cancillería.

Entendemos que si, es su intención como funcionario recién designado querer introducir cambios. Entendemos que la intención podría interpretarse como buena, pero también entendemos que se ha apresurado sin asesorarse con personas especializadas en esas áreas en particular. También entendemos que la intención de medida viene un poco tarde, puesto que no es un secreto para todos que el material que podría ser calificado como vulgar, en su mayoría por exponentes del género urbano, ha tenido su fuerte a través de los medios digitales. Los máximos exponentes del género más popular nacional e internacionalmente usan como base los canales digitales: youtube, spotify, apple music, etc.

Estas plataformas son empresas privadas que se rigen por las leyes de otros países y tienen sus propias políticas. En el caso particular de Youtube, tiene lineamientos específicos contra la pornografía y todo material destinado a utilizar la desnudez y contenido sexual para fines de satisfacción. Puede subirse material con desnudez y contenido sexual, pero con fines educativos o científicos El material puede ser clasificado apto sólo para mayores de edad, o ser denunciado en caso de que infrinja las políticas de desnudos y contenido sexual.

La otra parte es que el marco legal que debe hacer cumplir la CNEPR (Reglamento 824) está desactualizado, fue publicado en el 1974 y no se han realizado revisiones posteriores. Primero debe actualizarse el reglamento.

Esta iniciativa debe primero iniciar por una revisión del marco legal, sus ejecutores deben informarse mucho mejor de cómo interactuar con empresas privadas con políticas definidas, ya que se rigen bajo regulaciones extranjeras. Por último, sería más realista fomentar a los padres que vigilen el contenido audiovisual de sus hijos, esto mediante una buena campaña de comunicación.