#historia: Las Anécdotas [1/2]

En el ejercicio de cualquier actividad siempre pasan cosas cómicas, situaciones para las cuales a veces la única respuesta es una carcajada, puesto que te sacan del contexto sin malicia y das al traste con algo ilógicamente hilarante.

En la música, como ejercicio profesional no está exento a estas situaciones. En la medida que pasas más tiempo ejerciendo, así también pueden acontecer muchas otras cosas dignas de recordar a través del tiempo.

Hoy quisimos ofrecerles unas cuantas anécdotas vividas por algunos artistas alternativos nuestros. Las historias van desde olvidar cosas hasta ver un imitador tuyo tomar la tarima. Queremos agradecer el tiempo y la confianza de contarnos estas cosas a artistas como Poolpo, Tony Almont, Séptimo Invitado y Karim López. Esta historia se dividirá en dos partes, esta es la primera entrega, mientras que la segunda se presentará la semana entrante.

Aclaramos que algunos nombres son omitidos por razones de respeto.

Recuento de varias historias de Poolpo

La reconocida agrupación de rock que tiene aproximadamente quince años en la escena, respetada y querida por muchas personas ha vivido unas cuantas situaciones cómicas. Recordemos que esta banda mantiene una imagen incógnita en tarima, cosa que visualmente les ha apartado del resto de toda la escena local. También esta condición les ha traído varias anécdotas que nos pueden sacar risas. Veamos cómo Org nos relata unas cuantas experiencias.

Estas historias van desde hacerse el desinteresado por el rock cuando le hacen referencia de Poolpo, hasta presenciar a un grupo de incógnitos hacerse pasar por la banda en tarima, mientras todos los miembros de la banda están en el público.


¿Y Mi Batería? – Toque Profundo

Tony Almont nos relata una historia bien interesante, una de tantos momentos vividos como parte de Toque Profundo, la banda más emblemática de nuestra escena. La historia se desenvuelve en Bávaro, en los preparativos de un concierto. Es bueno recordar que para ese entonces el acceso terrestre, opciones de transporte y hasta de mensajería para allá eran bastante limitados.

No obstante, el verdadero protagonista de esta historia es Joel Lazala, la persona que se sienta en la tarima detrás de su batería.